6 claves del desafío que supone el ya famoso clean eating

6 claves del desafío que supone el ya famoso clean eating

shutterstock_567880618.jpg

El clean eating o comer limpio consiste en acudir a los alimentos que nos ofrece la madre naturaleza y rechazar todo tipo de productos con aditivos, azúcares, etc. Actualmente es tendencia. La razón, que cada vez somos más consciente de la importancia que tiene la alimentación en nuestra salud. Pero ¿cómo puedes llegar a practicarlo con éxito? Descubre sus pilares básicos.

Los pilares del clean eating (comer limpio)

El clean eating no es otra cosa que apostar por alimentos naturales y sin procesar. Por otro lado, el slow food es una práctica que se basa en prestar atención a lo que comemos, tanto a los alimentos como la manera de cocinarlos. Descubre los pilares básicos de esta tendencia que apuesta por la salud.

1. Sin aditivos artificiales

La mayoría de los productos del supermercado están llenos de aditivos para hacerlos más atractivos a nuestra vista y a nuestro paladar. Los famosos E seguidos de un número y los edulcorantes artificiales. Evítalos al máximo. No obstante, no todos los aditivos clasificados con E son artificiales. La curcumina (E100) o el ácido cítrico (E330) son algunos de los aditivos naturales. Infórmate y lee las etiquetas de los productos.

2. Sin azúcares refinados

El azúcar refinado no aporta ningún nutriente al cuerpo, calorías vacías nada saludables para nuestro organismo. Muchos productos, no solo la bollería industrial, llevan azúcares. El tomate frito enlatado, el pan de molde o los embutidos son tan solo algunos ejemplos. Evítalos y haz tus propias comidas. Apuesta por los dulces y postres caseros con una mínima cantidad de azúcar o miel.

3. Producción respetuosa con el medio ambiente

Cuando somos amables con el medio ambiente este nos lo agradece. Una producción respetuosa con el medio ambiente es una producción sin químicos, con sistemas de producción más naturales basados en las técnicas de antaño que se traduce en unos alimentos más naturales. Apostar por alimentos respetuosos con el medio ambiente y 100 % naturales como el aceite Molino del Aire es todo un acierto.

4. Alimentos locales y de estación

Al comprar alimentos locales estamos evitando la contaminación que supone el transporte de productos, lo que contamina la atmósfera y, por consiguiente, el nuevo ciclo de producción. Por otro lado, los alimentos de estación son los que están en su mejor momento y, por lo tanto, los más interesantes desde el punto de vista nutricional.

5. Productos frescos

Para que tu clean eating sea una realidad tienes que apostar por los alimentos frescos y desterrar los procesados. Verduras y frutas de temporada, pasta, arroz y legumbres, más pescado que carne y lácteos sin aditivos como leche, yogur natural y queso.

6. Verdura y productos integrales

Una alimentación que incluya bastantes verduras es una alimentación llena de beneficios para la salud. ¿Cómo puedes conseguir tomar muchas más verduras? Aprende recetas nuevas en las que la verdura tenga un gran protagonismo. Y elige pastas y pan integral, contienen más nutrientes y te ayudan a tener un sistema inmunológico más fuerte.

Si quieres gozar de una salud de hierro, apuesta por el clean eating y el slow food.


Dejar una respuesta

Su dirección de email no será publicada Los campos marcados con * son obligatorios